The To Do List (2013)

The To Do List (2013) La pelicula comienza cuando una prometedora joven se acaba de graduar satisfactoriamente en el instituto con unas buenas notas, pero eso no es suficiente. Novata en temas sexuales, decide confeccionar una lista con todo lo que quiere probar y experimentar, y se propone cumplir todos y cada uno de sus apartados antes de entrar en la universidad. Explotando su feminidad tanto como las circunstancias se lo permiten, contará con el asesoramiento de sus amigas. Incorrecta y disparatada, está cómica historia recorre asuntos familiares, primeras experiencias, y sobretodo el desmelenarse de una chica sin vergüenza ni pudor, con mucha imaginación y ganas de sentir. The To Do List La lista

Critica:

Maggie Carey debuta como directora. Su sentido del ritmo no es brillante, algo que se deja notar de forma descarada a partir de la segunda mitad de la película, pero en general tiene buenas maneras con los gags y a la hora de elaborar algunas escenas, tanto con el guion que ella misma escribe como a la hora de mover la cámara. Carey nos propone una película despreocupada y de sucia diversión y en ese aspecto cumple, provocando excitantes carcajadas; sin embargo, en la parte más dramática, Carey peca muchísimo de novata y su empeño por tapar los clichés los hace mucho más visibles. La narración se vuelve un tanto repetitiva y el humor cañero se disuelve, por momentos, entre estereotipos a los que se les da la vuelta y situaciones que se ven venir a mucha distancia. La lista

El reparto está más que correcto. Aubrey Plaza se mete en la piel de su personaje y consigue expresar esa equivocada despreocupación y los matices que forman la evolución de la protagonista hasta la moraleja (cliché puro) final. Connie Britton y Clark Gregg forman una pareja de lo más cómica y funcionan tanto juntos como por separado. Alia Shawkat y Sarah Steele están un poco atenazadas entre tanto topicazo, pero logran hacer una labor divertida. Bill Hader es un puntazo y hace que sus momentos en pantalla sean de lo mejor de la película. Scott Porter y Johnny Simmons interpretan a dos caras de una misma moneda y lo cierto es que, más allá de lo que sus personajes (simples puntos de apoyo) aportan, ellos no nos regalan demasiado. Christopher Mintz-Plasse es un genio en esto de las gamberradas y su trabajo aquí es genial. Rachel Bilson, por su parte, nos regala su belleza y demuestra que, además, tiene talento para la comedia. La lista

Resumiendo: Cosas que hacer antes de los 18 no es una gran película, ni la mejor de las gamberradas, ni un baúl de carcajadas ni nada parecido y, por supuesto, no es tan bueno como gran parte de la crítica pelotera nos quiere hacer creer. Eso no significa que sea mala, porque no lo es, porque nos aporta el humor suficiente, la despreocupación necesaria y el buen rollo ese que nunca viene mal. Es un pasatiempo interesante, aunque un poco bobalicón. La lista