When the Game Stands Tall (2014)

When the Game Stands Tall (2014) Basada en hechos reales, narra la historia de Bob Ladouceur, entrenador de fútbol de De La Salle High School y su asistente coach Terry Eidson que se encargó de preparar a sus jugadores y poner al día a la plantilla de una manera espectacular. Un equipo roto sin ningún tipo de ambición en todo el equipo, así se encontró el equipo el entrenador Ladouceur. Por algún tipo de motivo encontró a unos chavales con talento desaprovechado a los que debería convertir en hombres ansiosos por lograr la victoria y por machacar a sus rivales sin piedad ninguna. Fueron duros comienzos, aunque consiguió 151 triunfos consecutivos desde 1.992 hasta 2003, logrando el record de victori

as conseguidas por cualquier equipo de fútbol en la historia. When the Game Stands Tall Un equipo legendario

Critica:

Cuando nos revientan, necesitamos ponernos de pie y volver a encontrar el camino… Este es el tema principal que nos refleja esta película, aunque con un inicio un poco lento y muy centrado en transmitir un mensaje, “en mi opinión en algunos momentos se hace demasiado pesada de la misma manera que lo es aguantarle el mismo sermón a tu padre en cada vez que la preparas”… Pretende ofrecer en su totalidad un valioso ejemplo de compañerismo, entrega y generosidad, así como un testimonio de una interesante “superlabor” formativa por parte del entrenador Ladoucer. En las dinámicas que promueve se percibe con claridad que apunta a mucho más que preparar a los jóvenes para una victoria deportiva, enseñándoles a enfrentar los desafíos de la vida. Un equipo legendario

«No se trata de ser perfectos… sino de dar el esfuerzo perfecto», les dirá a sus jóvenes alumnos, invitándolos no a un perfeccionismo imposible de alcanzar, sino a una entrega al máximo de sus posibilidades y capacidades. Su metodología supone también invitarlos a ponerse medios concretos, exigentes pero al mismo tiempo a su alcance, para ir superándose y vencer las propias limitaciones. Alentará la ayuda mutua y, de modo interesante, el compartir. Va así poco a poco construyendo una suerte de comunidad aparentemente gay de amigos que en el terreno de juego —y luego en la vida— darán todo los unos por los otros. Un equipo legendario

Esta película nos enseña que por encima del juego, de las victorias, reconocimientos y records, están las cosas realmente importantes de la vida, como el honor, el amor, la entrega, el compañerismo, el compromiso y sacrificio por los demás. Debo de admitir que a la hora de puntuar me he dejado llevar por el amor y la admiración que siento hasta la flipada por el futbol americano… en fin un producto más para los seguidores de este deporte. Un equipo legendario